diumenge, 2 de març de 2008

AMB RAMONEDA (POTÈNCIES I REALITZACIONS)

Una de las pesadeces del oficio es tener que discutir con los amigos madrileños sobre el nacionalismo español. Tan despiertos a la hora de detectar actitudes nacionalistas entre los periféricos, no ven lo que está ocurriendo en su propia casa. Y digo casa porque el lenguaje de las patrias siempre se mueve entre lo familiar y lo tribal. Convencidos, sin el atisbo de una duda, de que todos los catalanes de CiU o de Esquerra Republicana y hasta muchos del PSC son nacionalistas catalanes, expresan su desconcierto cuando les dices que Zapatero y Rajoy son dos nacionalistas españoles. E incluso si les hablas de un nacionalista de caricatura y tebeo como José María Aznar. Es otra cosa, dicen. Y no hay manera de hacerles entender que es exactamente lo mismo, salvo que aplicáramos el injusto criterio de que, para decirlo a la aristotélica, el paso de la potencia nación a su realización como acto en forma de Estado exime de la condición de nacionalista.

Josep Ramoneda, "Alianzas y nacionalismos", El País, 28-II-2008

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per la vostra opinió