diumenge, 29 de gener de 2012

DUES 'LAUREADAS'

"Franco tenía contra Batet que no le había obedecido cuando la noche del 6 de octubre, puesto por el ministro Diego Hidalgo al frente de la represión de la rebelión, le ordenó que asaltara a sangre y fuego la Generalitat. Paul Preston ha puesto de relieve la importancia que en la vida del futuro Caudillo tuvo aquella designación: proclamado el estado de guerra en toda España, las autoridades civiles quedan sometidas a las militares, y a la cabeza de estas está de hecho Franco, que incluso manda a aviones y barcos (¡su viejo sueño incumplido de entrar en la Marina de guerra!). Batet, valiéndose de que el cargo de Franco no era formal, pues Hidalgo había prescindido del jefe del Estado Mayor Central, general Masquelet, no le obedeció y apeló al ministro de la Guerra, Hidalgo; al presidente del Gobierno, Lerroux, y al presidente de la República, Alcalá Zamora, haciéndoles ver que la operación nocturna ocasionaría una matanza de civiles y militares de ambos bandos, y en cambio lo tenía todo dispuesto para, en cuanto amaneciera, forzar la rendición. Los tres confiaron en él y en la madrugada del 7, al primer cañonazo, Companys se rindió, y cuando llegó flota de guerra con un Tercio de la Legión que Franco había enviado a Barcelona, Cataluña estaba en paz y se libró de la represión sangrienta que padecería Asturias."

 Hilari Raguer, "Memoria del general Batet" (El País, 25-I-2012)

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per la vostra opinió